Need help?

+34 659192750 kevinmtc.academy@gmail.com

En posts anteriores ya remarcamos la importancia de la microbiota para mantener un sistema inmunitario fuerte y bien regulado. Como microbiota entendemos todos aquellos microorganismos (bacterias, levaduras..) que viven en nuestro cuerpo y que nos aportan beneficios.

Pero cómo podemos potenciar la salud de nuestra microbiota? 

Es importante tener en cuenta que cuanto más variada sea esta microbiota, mejor. Una de las maneras más fáciles y eficaces es a través de la alimentación: en todas las culturas, los alimentos fermentados han formado parte de la alimentación durante siglos, teniendo un papel primordial en la conservación de los alimentos y aportando a su vez numerosas vitaminas y bacterias beneficiosas a las personas que los consumían.



Por desgracia en la sociedad moderna esta costumbre se está perdiendo cada vez más, y eso no juega a nuestro favor: nuestra flora intestinal se ve resentida y empobrecida. 

Prueba a incorporar alimentos fermentados como el yogur (ya sea de vaca, cabra, oveja o incluso vegetal), las aceitunas artesanas, determinados quesos, el kéfir, el kombucha, el kimchi etc.. en tu dieta habitual y conseguirás mejorar de manera muy significativa la salud de tu aparato digestivo y de todo tu cuerpo en general. 

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es Spanish
X